Locas conexiones remotas

Después de haber encontrado algunas telarañas en mi blog, regreso para dar a conocer la forma más trastornada que se me pudo ocurrir para conectarme desde mi casa hacia la PC de mi trabajo:

Cadena de conexiones remotas

  1. Máquina host con sistema operativo GNU/Linux (Ubuntu 10.10, Maverick) en casa.
  2. Máquina virtual con sistema operativo Windows XP en casa dentro de [1] (virtualizada usando VMware).
  3. Máquina con Windows XP en la oficina, conectada con [2] a través de interfaz de red virtual levantada con Check Point SSL Network Extender.
  4. Máquina con Ubuntu 10.04 (Lucid), conectada con [3] a través de Conexión de Escritorio Remoto. El equipo con Ubuntu tiene instalado xrdp, que permite la conexión remota a través del protocolo RDP (utilizado por Windows para las conexiones remotas).

Y como agregado, la máquina XP del punto [3] está virtualizada usando VirtualBox, siendo su host la máquina con Ubuntu 10.04 del punto [4].

Admito que el motivo de haberme conectado a la PC de mi trabajo (y la forma en como lo hice) no fue sino por puro ocio y ganas de experimentar con las conexiones remotas, puesto a que no acostumbro a llevarme o hacer tareas del trabajo en mi casa 🙂

¿Loco, verdad?

¡Saludos!

Anuncios

El LED, más que una “lucecita”

LEDs y display de una impresora

LEDs y display de una impresora - (cc) gersoft / Flickr

¿Quién no ha visto las pequeñas luces verdes, rojas, amarillas o anaranjadas en los dispositivos electrónicos de consumo, que indican aspectos de su estado tales como “on” (encendido) o “stand-by” (en espera)? ¿O los típicos “8” armados por segmentos que al encenderse estratégicamente forman los números del 0 al 9? Usualmente nos referimos a ellos nada más como “lucecitas”, pero en el mundo de la electrónica se les conoce como Diodos Emisores de Luz o LEDs (del inglés Light-Emitting Diode). Un diodo emisor de luz está hecho a base de compuestos de galio y zinc, tales como el Arseniuro de Galio (GaAs), el Nitruro de Galio (GaN) o el Seleniuro de Zinc (ZnSe) [1], de naturaleza semiconductora al igual que un diodo común de silicio.

LEDs de colores

LEDs de colores - (cc) Wikimedia Foundation

Los diodos emisores de luz tienen una historia que se remonta a inicios de la segunda mitad del siglo XX, y sus aplicaciones no se limitan a luces indicadoras en aparatos electrónicos de consumo. Por ejemplo, sus variantes infrarrojo y ultravioleta son utilizadas en la transmisión de datos de forma inalámbrica y en dispositivos de reconocimiento de billetes falsos, respectivamente.

En los últimos años, el LED ha pasado de ser una simple “lucecita” a englobar toda una tecnología diversificando aún más sus prestaciones. Incluso se espera que se convierta en el futuro de la iluminación artificial[2]. En diversas partes del mundo se ha empezado a sustituir las lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes y por las que utilizan tecnología LED. Si bien es cierto que el costo de una lámpara LED es todavía muy elevado (incluso más que una lámpara fluorescente), la vida útil es considerablemente mayor que las primeras dos.

En mi país (Guatemala), específicamente en la Ciudad de Guatemala, la tecnología LED ha comenzado a tener uso en dispositivos de señalización y en iluminación masiva[3]. A manera de ejemplo, la municipalidad capitalina ya tiene funcionando semáforos LED a lo largo de la ruta del Transmetro (transporte colectivo que recorre áreas de la ciudad sobre una vía exclusiva), así como en las más importantes avenidas[4]. Además, una cadena de supermercados tiene contemplada la sustitución de sus lámparas actuales, que funcionan a partir del vapor de sodio, por lámparas con tecnología LED[3].

Hasta acá he descrito a la tecnología LED aplicada a la usabilidad en aparatos electrónicos, la iluminación y la señalización. ¿Pero es que todavía hay más? La respuesta es sí. La tecnología LED parece ser el siguiente paso de la constante evolución de las pantallas: primero fue el tubo de rayos catódicos (CTR), después el plasma y el LCD, ahora le toca el turno al LED. El principio de funcionamiento de una pantalla LED se resume en una matriz de miles y hasta millones de minúsculos LEDs, desde donde se obtiene una imagen que destaca por su gran calidad y que carece de algunas de las deficiencias de sus dos cercanos antecesores. El consumo de energía sigue conservándose bajo, aunque como desventaja se encuentra una vez más el costo (varios miles de dólares estadounidenses). Para buscar la reducción del costo, los fabricantes de electrónicos se están decantando por el uso de la tecnología OLED (Organic Light-Emitting Diode), que sigue los mismos principios de la tecnología LED pero que está basada en compuestos de carbono, más económico de obtener y de procesar. Por el momento la desventaja de los OLEDs es su reducido tiempo de vida útil comparado con los LEDs fabricados a base de compuestos de galio y zinc.

Pantalla OLED de Sony

Pantalla OLED de Sony - (cc) DJ-Nike / Flickr

A manera de conclusión vale la pena preguntarse: ¿Cómo será el futuro? No lo sabemos, pero seguramente en él estará involucrada la tecnología LED.

¡Saludos!

Referencias:

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Diodo_emisor_de_luz
[2] http://www.cnnexpansion.com/tecnologia/2010/02/03/diodos-de-colores
[3] http://www.prensalibre.com/pl/2010/febrero/06/373672.html
[4] http://www.prensalibre.com/pl/2007/febrero/28/164595.html

Funeral de una mainframe

Hoy estaba viendo el sitio del proyecto Kootbox, una iniciativa del ingeniero Drixdel Ramos quien ha impartido cursos en la USAC (recomiendo que lo visiten, hay un recopilatorio de videotutoriales hechos por estudiantes de Sistemas, entre otras cosas). Allí me encontré con un vídeo en donde se observa el acto fúnebre de una mainframe IBM 650 bautizada como Betelgeuse, que pertenecía a la Universidad de Manitoba, en Winnipeg, Canadá, el cual adjunto al final de esta entrada.

Interesante ver cómo se le puede rendir un homenaje a una computadora a pesar de que se trata de un objeto inanimado, pero que viene siendo una forma de agradecer el tiempo que se mantuvo en servicio, sacando de muchos apuros a los usuarios. ¡Vaya si no! la computadora donde escribo estas líneas acaba de cumplir nada menos que cinco años, tiempo durante el cual ha pasado por diversas modificaciones y cambios de hardware, y si bien es cierto que me quejo muchas veces de la lentitud de su disco duro, ha estado allí y es la que sigo utilizando para los proyectos de la Universidad. A ver cuánto más me aguanta, antes de que le rinda su respectivo homenaje.

¡Saludos y éxitos!

Los virus

Un virus informático es un programa de computadora que tiene como principal objetivo entorpecer las operaciones normales de una computadora o cualquier otro equipo que utilice un sistema operativo para funcionar. Por lo general los virus informáticos tienen las siguientes características:

* Necesitan de la acción de un usuario, de otro software, la ocurrencia de algún evento (como una fecha) o alguna vulnerabilidad del sistema operativo para causar daños a los sistemas en los que se alojan.

* Se introducen en los equipos sin intervención explícita del usuario, y más recientemente por medio de alguna acción de éste, utilizando para tal efecto técnicas de ingeniería social.

* Aprovechan distintas vulnerabilidades de los sistemas para propagarse y afectar su funcionamiento.

* Pueden adoptar la función de los gusanos, propagándose a sí mismos de un equipo a otro por medio de dispositivos externos (memorias USB, o unidades de cinta) o por los equipos que conforman una red.

Advertencia de infección con el virus/gusano Conficker

Advertencia de infección con el virus/gusano Conficker

El efecto conseguido por los virus varía de un equipo a otro, pero casi siempre consiguen afectar negativamente el rendimiento del sistema ralentizando sus operaciones normales, causar daños a archivos y carpetas del sistema, consiguen alojarse en sectores de la memoria RAM incluso después de su ejecución (virus residentes) o intervenir en el funcionamiento de otras aplicaciones impidiento o entorpeciendo su ejecución. En estos últimos casos se dice que los virus han conseguido tomar el control del sistema operativo.

Los virus han estado presentes desde poco después de que surgiera la idea de que los recursos de un sistema fueran administrados por un sistema operativo, aproximadamente en la década de 1970. En un inicio, los virus se encargaban de desplegar mensajes molestos en la consola como “I’m a creeper… catch me if you can!” (soy una enredadera, agárrenme si pueden) o “Your computer is stoned” (su computadora está drogada). En los últimos años, los alcances de los virus van más enfocados a causar daños masivos en los sistemas o en servir para el robo de información y el envío de spam desde equipos infectados, aprovechando algunas vulnerabilidades de los sistemas operativos. Derivado de esto, se puede deducir que los virus han pasado de causar pequeñas molestias al usuario a través de mensajes en consola o en cuadros de diálogo, hasta causar cuantiosas pérdidas económicas derivadas de los daños en la información contenida en los equipos.

A lo largo de la historia, los virus han sido desarrollados por personas que al principio buscaban ganarse fama y que después fue evolucionando hasta convertirse hoy en día en una fuente ilícita de ingresos económicos para quienes los desarrollan, a través de técnicas de ingeniería social que buscan, entre otras cosas, el robo de información. También se cree que algunos virus han sido creados por los mismos fabricantes de software, para castigar a quienes utilizan sus productos de manera inapropiada (por ejemplo, si se instala dicho programa derivado de una copia ilegal), o por los mismos fabricantes de antivirus como técnica para que los usuarios finales sigan dependiendo, y por lo tanto pagando por sus aplicaciones.

Para los sistemas operativos Windows se pueden distinguir dos grandes clasificaciones de virus:

* Virus arranque: Pueden sustituir a los programas de arranque del sistema operativo.

* Virus de aplicación: Infectan archivos ejecutables del sistema como por ejemplo el explorer.exe o el rundll32.exe.

Más recientemente, con el avance de Internet, la incidencia los virus que se infectan por medio de acciones explícitas del usuario ha ido en aumento debido a la ingeniería social, la cual busca engañar al usuario creyendo que al correr un ejecutable realizará acciones que beneficien a éste, desde una aplicación que aparenta ser de utilidad hasta otras que ofrecen mostrar imágenes o vídeos de celebridades; ésta técnica es aprovechada por creadores de virus tomando en cuenta que en cualquier sistema el ser humano es considerado como “el eslabón débil”. También el uso de software pirata y cracks pone en riesgo de una infección al sistema operativo, ya que muchos de los desarrolladores de cracks incorporan código malicioso.

Se tiene la idea de que existen virus únicamente para la familia de sistemas operativos Windows, quizás por su alta popularidad, sin embargo, los virus existen para prácticamente todos los sistemas operativos modernos e incluso en algunas ocasiones se ha conseguido crear virus para teléfonos móviles y dispositivos PDA. Tomando esta idea, se puede afirmar que también existen virus para la familia de sistemas operativos basados en Unix, como Linux, Mac o BSD, sin embargo, a diferencia de los virus hechos para Windows, estos no consiguen hacer mayor daño debido en gran parte a la estructura de archivos y carpetas que se manejan en los sistemas Unix-based, sobre las cuales se pueden establecer permisos de lectura, escritura y ejecución según el usuario o grupo de usuarios, además de que las vulnerabilidades que se van encontrando en los sistemas Unix-based suelen tardar menos tiempo en ser corregidas en comparación con la familia de sistemas operativos Windows.

Para minimizar el riesgo de una infección por virus se recomienda tomar las siguientes medidas:

* Evitar instalar software de dudosa reputación, software pirata o modificado mediante cracks, ya que éstos pueden a la larga estar infectados.

* Para los sistemas operativos Windows, se recomienda desactivar la opción de reproducción automática, esto porque los creadores de virus se han valido de esta característica para poder propagarse de equipo a equipo por medio de las memorias USB u otros dispositivos extraíbles.

* Evitar abrir archivos ejecutables provenientes de direcciones de correo electrónico desconocidas. En caso de que sea de un remitente conocido se recomienda confirmar si éste lo ha enviado, ya que es posible utilizar una dirección de correo que aparenta ser de alguien conocido en el encabezado del correo.

* Utilizar alguna solución antivirus o antimalware disponible en el mercado, existen incluso soluciones gratuitas y libres de fabricantes de software reconocidos.

Referencias:

http://entren.dgsca.unam.mx/introduccion/virus_clasif.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Virus_inform%C3%A1tico

Sábados de Software Libre (IV)

Desde hace algunas semanas se han estado llevando a cabo conferencias relacionadas con el software libre los días sábados en las instalaciones de la Biblioteca Central de la USAC. Dichas conferencias se desarrollan bajo el lema “¿Tú crees que eres libre si tu software no lo es?” Este sábado 7 de marzo es la cuarta conferencia, la cual será impartida por René Mayorga, desarrollador de la distribución Debian.
Adjunto el afiche con mayor información.
¡Saludos y éxitos!

Afiche Conferencia SW Libre 4
Afiche Conferencia SW Libre 4

Servidor X

El servidor de las X, también conocido como X Window System, es un sistema basado en la arquitectura cliente-servidor y se encarga de gestionar el entorno gráfico en los sistemas UNIX y sus derivados. El servidor X maneja las entradas y salidas de los dispositivos de hardware: despliega los gráficos en pantalla, recibe las entradas del teclado y guía el cursor según el movimiento del ratón.

El origen del servidor X se remonta a mediados de la década de los 80, cuando el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) quiso desarrollar una interfaz gráfica para los sistemas UNIX.

El también llamado X Window System es además un protocolo de red (XProtocol), y una de sus características principales es la portabilidad, esto ha hecho que se utilice como base de la mayoría de entornos de escritorio de GNU/Linux, como GNOME, KDE y Xfce. Cada sistema dispone de un único servidor X, el cual crea una interfaz gráfica de usuario (GUI). Dado a que sigue la arquitectura cliente-servidor, el servidor X permite comunicarse con los clientes (denominados clientes X) a través de la red o de una conexión local.

X Window System no administra las ventanas de un entorno gráfico, esa tarea la realiza el administrador de ventanas, el cual varía según el entorno de escritorio. Por ejemplo, el entorno de escritorio para GNU/Linux Xfce hace uso del Xfce Windows Manager como administrador de ventanas, mientras que GNOME normalmente utiliza Metacity. Un administrador de ventanas por su parte se comunica con el X Window System para llevar a cabo la operación de dibujar en pantalla.

Arquitectura utilizada por el servidor X
Arquitectura utilizada por el servidor X

Existen diversas implementaciones del servidor X, las más conocidas son la XFree86 y la X.Org. XFree86 es utilizada generalmente por los sistemas operativos MacOSX, OpenSolaris y FreeBSD (estos dos últimos solamente en algunas de sus versiones), siendo publicada en la actualidad bajo licencia XFree86 1.1; mientras que X.Org, estándar de facto para servidores X, es de amplio uso en sistemas operativos GNU/Linux.

La versión actual del X Window System es la X11R7.4, lanzada en septiembre de 2008.

Referencias:
http://en.wikipedia.org/wiki/X_Window_System
http://es.wikipedia.org/wiki/X_Window_System
http://www.buanzo.com.ar/lin/x_cliente_servidor.html
http://www.estrellateyarde.es/so/x-window-system
http://www.freebsd.org/doc/es_ES.ISO8859-1/books/handbook/x-understanding.html
http://www.tu-chemnitz.de/docs/lindocs/RH73/RH-DOCS/rhl-rg-es-7.3/ch-x.html
http://www.x.org/wiki/

Un fin de año… y el inicio de otro

Se inicia el 2009, y como casi todo mundo me he puesto a reflexionar sobre lo vivido en el año que se acaba de ir, un 2008 que para mí tuvo un inicio gris (algunas situaciones agradables, otras no tanto, y una que otra para el olvido) pero que gracias a Dios finalizó bien; pese al ir y venir de todos los días pude hacerme un tiempo para pasar (como siempre) las fiestas de fin de año en compañía de mis familiares en mi tierra natal, El Jícaro, El Progreso… como ya lo he expuesto tanto aquí como en mi otro blog, las fiestas de Navidad y Año Nuevo coinciden con la feria titular de la localidad, lo cual le da un toque especial a cada fin de año que paso con mis seres queridos.

Como es feria, aprovecho entonces para echarme unas cuantas partidas de lotería, aunque la suerte casi nunca me acompaña; juego al tiro al blanco, en donde rara vez fallo (como diría alguien por allí: “aunque usted no lo crea”), y donde después de pegarle al blanco empiezan a menearse las destartaladas figuritas disfrazadas de charro y a sonar la música de Los Tigres del Norte; veo a mis sobrinitos saltar como locos en la camas elásticas o dando vueltas en el sube y baja del carrusel, y algunas veces hasta me termino subiendo a la rueda de Chicago (jejeje).

También aprovecho para comerme una tortilla de harina acompañada de uno de los refrescos de La Abuelita, “Seño Marilú”, como cariñosamente le llamamos todos los que la conocemos. Por cierto, una vez que fui a comprar uno de sus refrescos a su local, ubicado frente al recién remodelado parque central, me dijo: “Tengo ponche de leche, por si quiere”, y yo le respondí: “¿Ah sí? Véndame un vaso entonces”. Mientras llenaba el vaso, me preguntó: “¿Con piquete o sin piquete?”, refiriéndose obviamente al toque de ron que suele llevar el ponche. Le dije que “sin piquete”, ella entonces exclamó: “pero sin piquete no tiene chiste, le voy a echar un poquito nada más”. Ya estando en casa de una de mi tías, empecé a tomarme el vaso de ponche “con piquete”, luego de haberme terminado la botella de refresco de pepita que también había comprado donde La Abuelita.

Es bastante alegre pasar la Navidad y el Año Nuevo en compañía de mis seres más queridos, fuera del bullicio y el estrés que causa la ciudad; por mi parte no me queda más que esperar que la hayan pasado de lo mejor en estas fiestas de fin de año, y que para el año que recién comienza se cumplan todos sus buenos propósitos.

En otra oportunidad les platicaré más sobre cómo se viven las fiestas de fin de año y otras fechas en este bonito pueblo del oriente del país.

Para todos, Feliz Año 2009.
¡Saludos y éxitos!